LA IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN ARTÍSTICA EN LA NIÑEZ.

Es recurrente observar y escuchar la inquietud de los padres con el tema ¿Para qué le sirve la música o el arte a mi hijo?, ¿Por qué la profesora molesta tanto a mi hijo para que estudie, si finalmente él no va a ser un músico profesional?. Pues bien, el tema que traigo a colación en esta oportunidad es precisamente el por qué la educación artística y la música especialmente son indispensables en el desarrollo del ser humano y cómo su estudio y ejecución mejora, activa e incrementa las capacidades motrices, cognitivas y emocionales en la persona.


La música, el arte y los deportes son áreas que deberían considerarse indispensables en la educación primaria, dado que las mismas ayudan al desarrollo de habilidades tanto cognitivas como emocionales que en menor medida lo hacen otras disciplinas, propiciando la actividad cerebral en áreas que casi nunca se utilizan.
Entre las capacidades emocionales están el hacer personas autónomas, socialmente activos, capacidad de resolver problemas con más facilidad, pacientes, tolerantes, ayuda a su autoestima y confianza, es ideal para resolver problemas de ansiedad ya que al escuchar o mejor aún al tocar música el cerebro segrega la hormona de la dopamina que se relaciona con el placer.

En cuanto a las capacidades cognitivas, la música favorece el aumento de la capacidad nemotécnica, de atención y concentración, facilita la resolución de problemas matemáticos y de razonamientos complejos, contribuye a agilizar la rapidez con la que el cerebro es capaz de procesar la información y por tanto a ejecutarla; y claro está, ayuda al desarrollo de la creatividad y la imaginación; por ello se encuentra que una persona que estudia música le es más fácil aprender un idioma, resolver problemas matemáticos o de lógica con mayor facilidad y en general a agilizar los procesos de aprendizaje en cualquier área.


Además de lo mencionado anteriormente es de acotar el crecimiento de la motricidad ya que refuerza el desarrollo muscular y la coordinación que es un beneficio directo para el sistema nervioso; la utilización de varios sentidos a la vez, punto indispensable en la vida cotidiana de la persona al estar ligado con la capacidad de atención y por ende con la capacidad de concentración.
Como último punto quisiera tocar el tema de la autorregulación y la disciplina, que me parece es uno de los temas más importantes al momento de estudiar música o un arte en general. Hago la reflexión de que en este tipo de áreas es más fácil  generar el hábito de la disciplina al entender que para alcanzar un objetivo el individuo tendrá que esforzarse cada vez más, es decir, cuando existe un gusto por la materia y la persona empieza a dar cuenta que para subir al siguiente escalón hay que estudiar con mayor intensidad, el hábito empieza a darse por sí solo, debido a que el mismo ser comprende de manera casi natural que su habilidad y capacidad para llegar a una meta impuesta mejora con la práctica constante.


Esto, sólo se da cuando el objetivo al que se quiere llagar ha sido persuadido por una persona, cuando hay un estímulo directo de un profesor, padre, amigo, etc. Que le sugiere al niño o estudiante su avance, pero también el progreso que puede tener si hay mayor práctica. Finalmente cuando el niño empieza a hacer parte de su vida el estudio constante en algo como lo es la práctica de su instrumento o del baile o de los trazos en la pintura, esto no solo repercute en esa área sino además en cualquier sector de su vida, al haber comprendido que para hacer algo hay que ser dedicado y disciplinado.


Por eso cuando los padres preguntan, ¿Por qué la profesora molesta tanto a mi hijo para que estudie, si finalmente él no va a ser un músico profesional?. La respuesta desde mí como pedagoga y como músico es sencillamente que estoy generando buenos hábitos, que mi objetivo en un principio no es crear buenos músicos, sino excelentes seres humanos, disciplinados, con orden y con una mentalidad de calidad; y como la calidad no se improvisa sino se cultiva, sigo fielmente mi principio de enseñar mi materia con la importancia con la que se enseña la matemática, las ciencias o cualquier otra materia a la que normalmente la gente diría es relevante. La música es importante para el ser humano cuando se entiende que esta ayuda al desarrollo integral de las capacidades cognitivas, emocionales y sociales.

Etiquetas

Alejandra Díaz

Junto con Dirección Académica | Semillas Academia de Artes para Niños

Docente de Piano Guitarrista Clásica Licenciada en Música Guitarra Clásica) Universidad Pedagógica Nacional.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.